pato1La catarata es una de las causas principales de ceguera entre los adultos mayores. Sin embargo, las personas jóvenes y los recién nacidos pueden tenerlas.

La buena noticia es que los médicos pueden tratar las cataratas. La cirugía restablece la visión en más del 95% de los casos tratados.

La catarata consiste en la opacidad del cristalino del ojo. Normalmente el cristalino es transparente. Concentra la luz en la retina en la parte posterior del ojo, lo que envía las imágenes al cerebro.

La opacificación del cristalino bloquea la luz que se necesita para la visión. Esta puede tornarse borrosa ya que la luz no puede pasar adecuadamente a través del cristalino hacia la retina. La catarata no es contagiosa. La utilización de la vista no empeorará la catarata. El cristalino concentra la luz en la retina en la parte posterior del ojo.

 

¿Existen factores de riesgo en relación con las cataratas?

Se desconoce la causa precisa de las cataratas. A menudo la catarata forma parte del  proceso de envejecimiento. Los siguientes factores también pueden influenciar:

  •  Calor intenso o exposición prolongada bajo los rayos solares UV
  •  Determinadas enfermedades, como la diabetes.
  •  Inflamación del ojo.
  •  Influencias hereditarias.
  •  Circunstancias anteriores al nacimiento.
  •  Uso de esteroides a largo plazo.
  •  Daños oculares.
  •  Enfermedades oculares.
  •  Fumar.

“Necesita más iluminación sobre el trabajo, pero menos iluminación cerca de los ojos”.

¿Cómo puedo saber si tengo catarata?
¿La cirugía es el único tratamiento?
¿Cómo restablece la visión la operación por cataratas?
¿Cuál será el estado de mi visión luego de la cirugía?

 

Cirugía para combatir la catarata.

La cirugía es el único tratamiento comprobado que existe para combatir la catarata. Es una operación delicada, pero constituye una de las operaciones más seguras que se realizan en la actualidad. Más del 95% de las cirugías tiene resultados exitosos. Menos del 5% de los casos sufren complicaciones, como inflamación, hemorragias, infecciones y desprendimiento de la retina.

 

La mayoría de las personas se someten a una cirugía cuando los efectos de la catarata provocan una pérdida de la visión capaz de interferir con el trabajo, la diversión o en otras actividades cotidianas. Ud. y su médico oftalmólogo deberán decidir en forma conjunta si es necesario realizar la cirugía, y en su caso, el momento en que se realizará.